6.1.11

La valentía de Tame


El penúltimo día del año recibí dos grandes alegrías que me aliviaron cierta inquietud. Permitidme que una de ellas me la reserve.

La otra es Tame, un novillo de tres años que pesando casi 500 kilos se escapó de un matadero de O Porriño momentos antes de ser sacrificado, saltando inexplicablemente una verja de más de un metro de altura y romper después una valla que rodeaba las instalaciones de Frigolouro.


Tras más de un día desaparecido, finalmente fue capturado en la zona boscosa de A Veigadaña en Mos, tras ser cercado por un amplio dispositivo policial y neutralizado con dardos tranquilizantes.

Esta imagen la tomé al día siguiente, ya aislado, visiblemente inquieto y nervioso por el fuerte estrés y la ansiedad, me fue imposible acercarme más.

El eco mediático de esta increíble aventura, provocó que surgieran innumerables peticiones de su indulto desde organizaciones ecologistas hasta protectoras de animales y antitaurinas de toda España. Finalmente ha sido donado a la Fundación Altarriba de Barcelona, un santuario para animales maltratados, abandonados y desprotegidos.

Ojalá el gesto de dignidad de este toro mestizo, que tuvo el valor de intentar escapar de su inminente muerte, nos haga reflexionar a todos. Sin duda es una alegría que por su instinto de supervivencia y ansias de libertad, Santiago, así lo han rebautizado, no fuera sacrificado.

Y aquí abajo os dejo el estupendo reportaje de su captura realizado por mi compañero en Faro de Vigo, el fotoperiodista Jose Lores.