23.10.08

Concierto para piano nº 5 de Beethoven



Quisiera compartir con todos vosotros el 2º movimiento de este bellísimo concierto de 1809, también llamado “Emperador”, en donde el virtuosismo y el sinfonismo se combinan a la perfección. A mí me recuerda a una composición épica, con un originalísimo arranque y soberbias cadencias, música en estado puro, con "alma" , como toda la obra de Beethoven, aquí algunas de sus perlas:

"Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo"
"El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad"
"La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía"
"¡Haz la prueba, escribe sobre el papel las armonías de tu alma!... y le he obedecido y he compuesto"
(Con 11 años de edad, en referencia a la Musa)

Cada vez que lo escucho tengo la sensación de que puedo volar o flotar... como estas fotos que he rescatado de mi caótico archivo.

La idea de publicar esta tardía entrada me la dio mi paciente profesor de piano, Antonio, que pensó en mí al escucharlo, y a él se la dedico, como agradecimiento también a sus incansables ánimos, gracias a los cuales no he dejado de ir a clase y de disfrutar tocando el piano.