27.3.08

'El hombre que aprendió a ladrar'


Gracias a Wilde, y su exquisito olfato, leí este maravilloso microrrelato de Mario Benedetti, El hombre que aprendió a ladrar, y que también quisiera compartir con todos vosotros.

Lo cierto es que fueron años de arduo y pragmático aprendizaje, con lapsos de desalineamiento en los que estuvo a punto de desistir. Pero al fin triunfó la perseverancia y Raimundo aprendió a ladrar. No a imitar ladridos, como suelen hacer algunos chistosos o que se creen tales, sino verdaderamente a ladrar. ¿Qué lo había impulsado a ese adiestramiento? Ante sus amigos se auto flagelaba con humor: "La verdad es que ladro por no llorar". Sin embargo, la razón más valedera era su amor casi franciscano hacia sus hermanos perros.
Amor es comunicación.

¿Cómo amar entonces sin comunicarse?

Para Raimundo representó un día de gloria cuando su ladrido fue por fin comprendido por Leo, su hermano perro, y (algo más extraordinario aún) él comprendió el ladrido de Leo. A partir de ese día Raimundo y Leo se tendían, por lo general en los atardeceres, bajo la glorieta y dialogaban sobre temas generales. A pesar de su amor por los hermanos perros, Raimundo nunca había imaginado que Leo tuviera una tan sagaz visión del mundo.

Por fin, una tarde se animó a preguntarle, en varios sobrios ladridos: "Dime, Leo, con toda franqueza: ¿qué opinas de mi forma de ladrar?". La respuesta de Leo fue bastante escueta y sincera:
"Yo diría que lo haces bastante bien, pero tendrás que mejorar. Cuando ladras, todavía se te nota el acento humano”.

21.3.08

Jose Lores estrena su web

Hace mucho tiempo que deseaba publicar esta entrada, la espera valió la pena. El fotoperiodista vigués Jose Lores, viajero incansable, compañero de fatigas y alegrías, y además buen amigo y mejor persona, muestra en su fantástica web parte de una recopilación de sus fotos y reportajes. Es un honor recomendar su web, como hacerlo conjuntamente con mi inseparable Deses. Y como muestra de su excelente trabajo, unos botones...

Pociño: Su compañero de paseos falleció de camino a casa y el perro Pociño esperó pacientemente junto a él mientras no se lo llevaban (2.5.07)
No a la guerra: Composición de tres fotografías de la manifestación contra la participación de España en la guerra de Irak, en la calle Policarpo Sanz de Vigo (12.3.04)

Monte Kinabalu: Cima del Monte Kinabalu en la isla de Borneo, Malasia, el pico más alto del sudeste asiático iluminado por las primeras luces del día (19.4.01)
El extrarradio del término municipal de Vigo acoge a las últimas vacas de la ciudad. Pese a todo, todavía es posible oír balar en plena Plaza de América (19.5.05)
Alpaca: Lago Umayo, Perú (4.11.06)


Mujer apagando fuego: Una mujer trata de controlar y soportar el calor de uno de los fuegos que asolaron Galicia en el verano de 2006 (8.8.06)











Mil gracias, Lores, por dejarme piratearte las fotos, jejé... ya ves, no pude esperar a que me las enviaras.

15.3.08

Mi sobrino Juan


Hoy he disfrutado de mis sobrinos como una enana, por los que siento absoluta devoción, y no me resisto a mostrar en este faro, cada vez más heterodoxo, al más pequeño, mi adorable Juan, que a sus ocho meses ya recorre kilómetros gateando por el pasillo. Dentro de poco ya los hará de pie.

No deja de sorprenderme, pero el día que me vea sin una cámara, el sorprendido será él.

Con mi hermano Ángel, su padre, jugando a volar.
Tarea complicada hacerle comer yogurt.

8.3.08

Los Monty Python visitan a Óscar Wilde

Hoy estuve echándome unas risas y desearía compartirlas con todos vosotros. Gracias a Wilde, he vuelto a leer al anterior Wilde y a interesarme por su figura. El vídeo es un sketch de mis admirados y geniales Monty Python. No lo he traducido porque creo que pierde toda su esencia, pero para facilitar su comprensión escribo el diálogo entero en inglés.

En 1895 Óscar Wilde, el "maestro del ingenio", reúne en su residencia londinense a importantes personalidades y amigos, entre los que se encuentran el Príncipe de Gales, el pintor James McNeill Whistler y el autor George Bernard Shaw. Mientras beben champán, inician entre afectadas risas una brillante conversación.

Como dijo Wilde, "hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti".

video

PRINCE OF WALES: My congratulations, Wilde. You latest play is a great success. The whole of London's talking about you.
OSCAR: There is only one thing in the world worse than being talked about, and that it not being talked about.
(There follows fifteen seconds of restrained and sycophantic laughter)
PRINCE: Very very witty... very very witty.
WHISTLER: There's only one thing in the world worse than being witty and that is not being witty.
(Fifteen seconds more of the same)
OSCAR: I wish I had said that.
WHISTLER: You will, Oscar, you will.
(More laughter)
OSCAR: Your majesty, have you met James McNeill Whistler?
PRINCE: Yes, we've played squash together.
OSCAR: There is only one thing worse than playing squash together, and that is playing it by yourself.
(Silence)
I wish I hadn't said that.
WHISTLER: You did, Oscar, you did.
(A little laughter)
PRINCE: I've got to get back up the palace.
OSCAR: Your Majesty is like a big jam doughnut with cream on the top.
PRINCE: I beg your pardon?
OSCAR: Um... it was one of Whistler's.
WHISTLER: I never said that.
OSCAR: You did, James, you did.
(The PRINCE OF WALES stares expectantly at WHISTLER)
WHISTLER: ... Well, You Highness, what I meant was that, like a doughnut, um, your arrival gives us pleasure... and your departure only makes us hungry for more.
(Laughter)
Your Highness, you are also like a stream of bat's piss.
PRINCE: What?!?
WHISTLER: It was one of Wilde's. One of Wilde's.
OSCAR: It sodding was not! It was Shaw!
SHAW: I... I merely meant, Your Majesty, that you shine out like a shaft of gold when all around is dark.
PRINCE (accepting the compliment): Oh.
OSCAR (To WHISTLER): Right. (To PRINCE): Your majesty is like a dose of clap. Before you arrive is pleasure, and after is a pain in the dong.
PRINCE (Loudly): WHAT?
WHISTLER and OSCAR: One of Shaw's, one of Shaw's.
SHAW: You bastards. Um... what I meant, Your Majesty, what I meant...
OSCAR: We've got him, Jim.
WHISTLER and OSCAR: Come on, Shaw-y.
SHAW: I merely meant...
OSCAR: Come on, Shaw-y.
WHISTLER: Let's have a bit of wit, then, man.
SHAW: (Blows raspberry)
(The PRINCE shakes SHAW's hand. Laughter all around)

2.3.08

Golfo ya está en casa, pero muchos otros no



Aunque ya han pasado unos días, esta entrada se la debía a Golfito, a su dueño Emilio, a su vecina Meli que les da de comer, y especialmente a Ani, la persona de noble corazón que reconoció a Golfo en el flickr de Vigo Mascotas y se puso en acción para devolverlo a casa con la ayuda de su hermana (que por cierto, hoy ha sido madre de un bebé precioso, ENHORABUENA).

Fue una odisea de cuatro meses desde que desapareció. La mala suerte quiso que todas las veces que su amo fue al Refugio de La Madroa a buscarlo, Golfo todavía no había llegado. La foto que obró el milagro la encontraréis también en la anterior entrada de este blog.



Meli ofreciéndole un hueso masticable



Este sábado Des y yo fuimos muy emocionadas a visitarlo a un bello rincón del Casco Vello de Vigo en donde vive. Fue muy conmovedor. Hasta brindamos con champán, toda una fiesta para celebrarlo y muchas risas. Emilio lloraba de alegría, tras recuperar a su compañero desde hacía cuatro años, cuando lo encontró abandonado siendo un cachorrito.



Emilio abrazando a su amiguito


Y Golfo no cabía en sí de gozo, al que llaman también Pulguillas o Chillón, porque a veces tiene malas pulgas y saca su genio, sobre todo cuando lo baña el novio de Ani, y del secador ni hablar, jejé... lo pudimos comprobar in situ. Y mucho me temo que, si no fuera por ella, nuestro perrito pasaría el resto de su vida en la perrera, tan triste como esos ojillos que me llamaron la atención en cuanto los vi y que capturé en esa foto.
Ani, su madre y Des jugando con Pulguillas

Pero quiero acordarme de los más de 400 perros que viven hacinados en el Refugio de La Madroa, y que querrían a su futuro amo más que así mismos. No lo olvidemos, todos tuvieron alguna vez una familia canina y humana. Estos perros pequeños que veis abajo eran algunos de los muchos compañeros de Golfo, y así están gran parte del día y toda la noche, acurrucados unos con los otros en un habitáculo reducido. Como se ve en la última foto, la masificación incluso de los grandes se hace insoportable, por eso la imperiosa necesidad de la adopción y que el abondono y el maltrato sean penados con severidad.

Con este propósito nace Vigo Mascotas, y porque queremos ser también la voz de cada uno de los perros del Refugio, y que salgan al menos del anonimato. Nunca mirar hacia otro lado, aunque duela esta tristísima realidad.


Me gustaría decir también que lamento mucho no actualizar últimamente el blog con la frecuencia que desearía (a ver si consigo hacerlo una o dos veces a la semana), y no comentar tan a menudo en vuestros blogs. Pero lo que no dejo de hacer es leeros. Estoy pasando por una temporada de mucho trabajo y mil movidas pendientes, que espero ir solventando con el tiempo.

Y, de nuevo, infinitas GRACIAS a todos por vuestros ánimos y apoyos a Vigo Mascotas. Es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida, además de gratificante es ilusionante. Y gracias también a Amparo, la presidenta de la Asociación Protectora de Animales y Plantas de Vigo, y especialmente a Mónica, la cuidadora encargada de todo, por su inestimable ayuda. Y como no, sin mi inseparable Deses y el entusiasmo de María, esto no sería posible.