28.5.08

La cabra Juliana

Bajando por la avenida del Aeropuerto y llegando ya a Vigo me encuentro con esta simpática escena. Instintivamente freno y disparo desde el coche. Conseguida la foto, aparco, me bajo y me aproximo a los protagonistas.

Yo (Sonriendo): Hooola! Qué tal? ¿No les importa que les haya hecho unas fotos, verdad?
Cabrero (Sonriendo también): Non nena, fai tódalas fotos que queiras, faltaría máis!

(A partir de ese momento yo también le hablo en gallego, pero para que se entienda lo traduzco, a pesar de perder gran parte de su gracia)

Yo: Verá, es que no lo pude evitar, como tampoco el preguntarle qué le ocurre a la cabra que se niega a caminar.
Cabrero: Pues lo de siempre, cuando echa un "quinque" en casa de mi vecino después se niega a regresar a la suya.
Yo (Sospechándolo): Ah! ¿Y qué es un "quinque"?
Cabrero (Riendo): Un ñacañacañaca...
Yo (Riendo también): Aaaaaaaah! Ahora entiendo...
Cabrero (Riendo todavía más): Pero no con mi vecino, sino con el cabrón de mi vecino.
Yo (Partiéndome de la risa): O sea, que su vecino es un cabrón!
Cabrero (Siguiendo el juego): Un cabronazo que no es capaz de dejar preñada a mi Juliana. A ver si por fin de esta vez.
Yo: Pues mucha suerte! Y que los cabritillos nazcan bien.
Cabrero: Vale filla! ¿Y para qué haces las fotos?
Yo: Es que soy fotógrafa, o lo intento, y fotografío todo lo que veo y me llama la atención. Si no le importa lo publicaré en mi blog.
Cabrero: ¿Y eso qué es?

La lúcida conversación que siguió a continuación casi mejor la dejo para otro día, jejé... Decir que mientras yo flipaba con el esfuerzo del cabrero por dominar a la cabra, el cabrero flipaba con la terquedad de la cabra, el paisano sentado en el maletero de su coche flipaba conmigo, y los coches que pasaban flipaban con todos nosotros...
La única quizá que no flipaba era Juliana, que seguía en sus trece, y cabreada.

25 comentarios:

Ferran dijo...

Delirante dialogo que no me hubiera importado presenciar, y más aún ver la cara del cabrero cuando le explicabas lo del blog. En cuanto a Juliana, cabra con nombre de sopa, entiendo que no quisiera andar, seguro que no le habían dejado ni fumarse el cigarrito de después del "quinque".
Una vez más la realidad supera la ficción.
Besitos cabreados ;-)

Eduardo Manzana dijo...

Ay pobre!!
si es que a nadie le sienta bien que le racionen el sexo....
Mil gracias Marta me has puesto una sonrisa(bueno mas bien me he descojonado....)en esta jodida mañana donde no veo cabras pero si muchos cabrones....
BESOS GRANDES....

Irreverens dijo...

¡¡JAJAJAJAA!!
Oye, pero si además estabas a unos 300 metros (en línea recta) ¡¡¡de mi casa!!!
:D

Yo empatizo con Juliana plenamente.
:-P

Bicos

Andrés dijo...

En las casas que hay en el cuvi, suelen pasar algunas situaciones parecidas con el consecuente asombro de los Erasmus.

Marta G.Brea dijo...

Ferran, me encantan tus juegos de palabras, jejé... No sé cuánto tiempo estuvo en su nido de amor, pero evidentemente no le fue suficiente ;-))) Petonets!

Edi, me alegra hacerte sonreír! En este caso el mérito es de nuestra amiga Juliana. Y lo de ver cabrones... eso te pasa por madrugar para ir a trabajar, jajaajaaa... Petonazos!

Irre, me gusta tu barrio, estupendas vistas y estampas como ésta, jejé... El viernes nos vemos, vale? Ya te cuento... Muuuac...

Andrés, pues genial para los Erasmus, así conocen otros mundos ;) Suerte con esos exámenes! Biquiños.

Kurtz dijo...

Vaya una conversación surrealista. Jajajaja.
Besos.

Irreverens dijo...

La verdad es que a mí también me gusta mi barrio. Justo en frente de casa pacen siempre unas ovejas y alguna cabra, jajaja!

Ata o venres!
:-)

winfried dijo...

ñacañacañaca, esta palabra me gusto:

Vergacion de ñacañacañaca..! :0) jejeje

CoRRal dijo...

Chámalle parva a cabra....jejejeje

Marta G.Brea dijo...

Kurtz, pero tan real como la vida misma ;))

Irre,... y puedes ir a correr al monte cuando te apetece! Mañana toca risas y algo más, jajaa...

Win, me encanta esto de conocer palabras nuevas u otros significados. "Votar un quinque" ("Echar un polvo"), no se queda atrás, jejé...

CoRRal, de parva no tenía un pelo la rubia Juliana :))

MUCHAS GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS, DE VERDAD

BIQUIÑOS

Raquel dijo...

ja ja ja,muy buena. No tiene desperdicio la historia
Besos

IVAN REGUERA dijo...

jajajajajajaj Grandioso reportaje bloguero. La foto del tío que no ayuda y pasa de todo en el coche es da traca.

israel yojimbo nava dijo...

Una de esas historias que te encuentras y que yo siempre intento capturar. Enhorabuena por haberlo conseguido.

Un abrazo y gracias por divertirme esta tarde :)

Anónimo dijo...

ups yo es q d fotografía no tengo ni idea antoña

Marta G.Brea dijo...

Raquel, pensaba que no le interesaría a nadie esta anécdota! Y qué bien verte por aquí de nuevo.

Iván, jejé... el paisano no me quitaba ojo. Estaba más pendiente de mí que si atropellaban a la cabra. Algún coche tuvo que frenar casi en seco.

Nava, jo gracias a ti! Te debo un e-mail y ponerme al día. Me alegra haberte divertido, pero el mérito es sin duda de Juliana ;))

Lidia, ¿cómo que no tienes ni idea, antoña? Si eres la que mejor posa del mundo mundial!!! Le vas cogiendo gustillo a esto, eh?

BUENAS NOCHES A TODOS

Montse dijo...

Es dificil ponerme una sonrisa en la cara a estas horas de la mañana, pero lo has conseguido. Gracias Marta.
Lidia, inconfundible aunque no te identifiques.

Marta G.Brea dijo...

Montsiña, jo cuánto madrugas! Y gracias a ti, por pasarte, por comentar! A ver si me acerco a Orense un día de estos, me muero por ver a los peques. Y sí, a Lidia es imposible no identificarla, jajaajaaa... Mil besos!!

winfried dijo...

Epa Yummy, Pa que vos veais que en Maracaibo ambien lidiamos con cabras..!

Aqui esta la letra de la gaita maracucha "La Cabra Mocha"

- estribillo -
Ahí viene la cabra mocha
De josefita camacho
Es mocha de los dos cachos
Del rabo y las dos orejas
Y es por eso que no deja
Que la agarren los muchachos

- verso I -
La cabra mocha salía
Con josefita a comer
Pero ella la escondía
No se la fueran a ver

- verso II -
Se ponían a apostar
Los muchachos una locha
Aquel que pudiera agarrar
Primero a la cabra mocha

- verso III -
Un día la cabra mocha
Se le escapó a josefita
Y vino a arreglar sus cuitas
Con el gran chivo de arocha


Peace :0)

Ana dijo...

Buenísimo!! jajajjaja

Jovekovic dijo...

Pobre Juliana ( o poor Julianne, que en Barcelona somos un huevo de cosmopolitas)

Marta G.Brea dijo...

Win, revergación! Mucha guasa tenéis los marabinos, jejé...

Ana, me alegra que te hiciera gracia, gracias!

Jove,... y con razón podéis presumir de ello ;))

BICOS

Luna Carmesi dijo...

Espero con ansiedad una segunda parte!!
¿Conseguirá el cabrón del vecino poner la semillita, o, vamos directamente a la inseminación cabrietil para desgracia de Juliana?

:-D
;-)
jijiji

Besos!

Marta G.Brea dijo...

Luna Carmesí, eso estaría bien, saber el final. La próxima vez que pase por allí trataré de averiguar cuál es la casa del cabrero. Quizá hubo más intentos... para fortuna de Juliana :)))

Julio Torres dijo...

Hola Marta, felicidades polo teu blog. As fotos son moi boas. Noraboa.

Posiblemente, se non che parece mal, publique este post no meu blog: A Lareira Máxica http://alareiramaxica.blogspot.com/

porque me fixo rir moito. Iso sí, porei que é teu, faltaría máis.

Un saúdo desde Sanxenxo

Carpe Diem
Julio

LoveSick dijo...

Buenísima historia la de la cabra bloguera que quinca con el vecino. Bueno, si alguna vez hago un corto reclama los derechos de autor (de la historia, no de la cabra)

Por cierto, ¿qué pasó con aquel loco de la colina?