27.3.08

'El hombre que aprendió a ladrar'


Gracias a Wilde, y su exquisito olfato, leí este maravilloso microrrelato de Mario Benedetti, El hombre que aprendió a ladrar, y que también quisiera compartir con todos vosotros.

Lo cierto es que fueron años de arduo y pragmático aprendizaje, con lapsos de desalineamiento en los que estuvo a punto de desistir. Pero al fin triunfó la perseverancia y Raimundo aprendió a ladrar. No a imitar ladridos, como suelen hacer algunos chistosos o que se creen tales, sino verdaderamente a ladrar. ¿Qué lo había impulsado a ese adiestramiento? Ante sus amigos se auto flagelaba con humor: "La verdad es que ladro por no llorar". Sin embargo, la razón más valedera era su amor casi franciscano hacia sus hermanos perros.
Amor es comunicación.

¿Cómo amar entonces sin comunicarse?

Para Raimundo representó un día de gloria cuando su ladrido fue por fin comprendido por Leo, su hermano perro, y (algo más extraordinario aún) él comprendió el ladrido de Leo. A partir de ese día Raimundo y Leo se tendían, por lo general en los atardeceres, bajo la glorieta y dialogaban sobre temas generales. A pesar de su amor por los hermanos perros, Raimundo nunca había imaginado que Leo tuviera una tan sagaz visión del mundo.

Por fin, una tarde se animó a preguntarle, en varios sobrios ladridos: "Dime, Leo, con toda franqueza: ¿qué opinas de mi forma de ladrar?". La respuesta de Leo fue bastante escueta y sincera:
"Yo diría que lo haces bastante bien, pero tendrás que mejorar. Cuando ladras, todavía se te nota el acento humano”.

32 comentarios:

Kpax dijo...

El hábito no hace al monje.
saludos

Irreverens dijo...

jejejee, muy apropiado el relato para un blog como el tuyo.
:)

Biquiños

winfried dijo...

Lindo el post! Verduga!

Bicos

Kai Försterling dijo...

Jeje, pues mi vecino ladra de maravilla!

Marta G.Brea dijo...

Kpax, no lo hace pero ayuda, no?

Irre, sería estupendo saber lo que piensan nuestros amigos los perros, yo siempre me lo estoy preguntando, y a veces creo que lo intuyo. Y GENIAL que hoy nos veamos!!

Win, verdugo tú, tururú... :)))

Kai, me da que conozco a tu simpático vecino, jejé... ;-))

BSS

Irreverens dijo...

Eso parece... (que nos vamos a ver dentro de nada, digo).
:)

Wilde dijo...

Y siguiendo con este maravilloso tema decía Mark Twain: Recogéis a un perro que anda muerto de hambre, lo engordáis y no os morderá. Esa es la diferencia más notable que hay entre un perro y un hombre.

Si personajes tan grandes como Benedetti o Twain decías esas cosas sobre estos leales animales, que más se puede decir.

Besines!

Pluskys dijo...

Tengo un amigo que es un gran amante de los perros y curiosamente los imita de la leche, después de leer esta entrada me da que pensar ;)

Curioso relato, yo seguiré tratando de mejorar mi castellano.

Bicos.

Marta G.Brea dijo...

Irre, dices bien, jejé... nos hartamos a reír, lo pasé genial, con Des es siempre una garantía.

Wilde, mil gracias por el relato y por tu comentario. Estupenda cita la de Twain y cuánta razón tiene. Siempre he creído que el perro es el único ser en el mundo que te ama más a ti de lo que se ama a sí mismo.

Pluskys, quien tiene un amigo, tiene un tesoro, sea un humano o un perro ;-)

BICOS A LOS TRES.

Miguel muñiz dijo...

Hola wilde creo que la cita es:
"la difencia entre un hobre y un perro radica en que si los recoges de la calle y les das de comer,el perro será siempre tu amigo"
oscar wilde

saludos

Marta G.Brea dijo...

Miguel, yo creo que ambas citas son verdaderas y tienen el mismo sentido, tanto la de Mark Twain como la de Óscar Wilde.

Me gusta también mucho otra de Twain, "el hombre es el único animal que come sin tener hambre, bebe sin tener sed y habla sin tener nada que decir". Y yo añadiría que mata por matar.

Biquiños

Desesperada dijo...

me encanta ese relato! gracias a wilde y a ti por contárnoslo...

aún tengo agujetas de lo que me reí, estoy deseando ver las fotos y colgarlas en mi flickr, jajaajajajajajajajjajajajajajaja

Marta G.Brea dijo...

Jijijijijiji... cuánto juego dio el candelero, jejé... uy perdón, candelabro, jajaaajaaaaa... Ahora mismo te envío las fotos, que las acabo de descargar, pero no te hagas ilusiones que con la cámara pequeña no se pueden hacer virguerías
;-)

Y yo estoy agradecida a Benedetti por escribirlo, a Wilde por descubrírmelo y a todos vosotros por leerlo y comentar.

Hay que repetir lo de ayer, eh?

Desesperada dijo...

si si y con más velas!

Duende dijo...

Benedetti es el jefe....
yo cada dia quiero mas a los animales y menos a las personas, esta frase tan repetida aumenta en mi interior a diario

tienes un regalo en mi blog

beijinhos

wallander dijo...

Muy bonito, Marta. Aunque creo que no necesitamos ladrar, pues los perros nos entienden perfectamente.

Marta G.Brea dijo...

Duende, a mí me ocurre lo mismo, y a este paso llegaré a renegar de nuestra especie.

Y mil gracias por tu segundo regalo. Si yo pude influir, por mínimo que sea, en que crearas de nuevo un blog, me alegra enormemente y la agradecida soy yo por partida doble o triple, que ya perdí la cuenta, jejé...

Por cierto, no me quedó claro si me pasas el meme o si solo me mencionas, que para mí ya es maravilloso regalo.

Wallander, me alegra mucho verte por aquí. Es indudable que el perro conoce a su dueño mejor que éste a su perro. Pero es que a mí me gustaría también entenderlos a ellos, es casi una obsesión y a base de mucha observación y convivencia creo que empiezo a intuirlo. Ojalá pudieran expresar ellos cómo se sienten, que ya lo hacen, pero me refiero a más explícitamente. Estoy segura que nos sorprenderíamos y también nos entristeceríamos.

BICOS

wallander dijo...

Marta, no quiero parecer pedante, pero creo que te encantaría, como amante de los perros que eres, el libro de Konrad Lorenz Cuando el hombre encontró al perro. Maravilloso y divertido.

Irreverens dijo...

Eso, eso, con más velas y más "candeleros", ¡¡jajajajaja!!
XDD
Y que yo me quede hasta el final de la velada, que seguro que me perdí bastantes risas.
:))))

Biquiños de boa noite.
:P

Marta G.Brea dijo...

Wallander, jamás podrás ser pedante, un millón de gracias por la recomendación, el lunes me lo compro sin falta y ya te contaré. Y ya que estamos, jejé... recomiendo yo un libro increíble, El mundo emocional del perro, de Jeffrey Masson. Uno de los mejores libros que yo he leído.

Irre, también tengo que enviarte unas fotillos ;-) Para abrir boca pásate por el flickr de Des, jejé...

Deses, como dices tú e Irre, hay que repetirlo, jajaaa... con más velas y risas, y embaucar a Wilde.

Y atentos todos, que hoy hay cambio de hora, UNA MENOS!

Duende dijo...

Hola, te paso el meme, perdona pero no estoy muy familiarizado con estas historias. pasado queda
bicos

wallander dijo...

Muchas gracias por la recomendación. Anotado queda. Tarde o temprano caerá.

Marta G.Brea dijo...

Duende, yo igual que tú, pero al menos ahora me ha quedado claro, y te lo agradezco de nuevo. Espero que más bien pronto que tarde lo publique entonces.

Wallander, GENIAL. Se habla de todas las emociones que puede sentir un perro, y te sorprenderías de que son prácticamente las mismas que las nuestras, lo que sueñan, cómo a través del olfato perciben lo que les rodea... Creo que te gustará.

Bss

winfried dijo...

Martica,

Vi tu foto con tus perritas es bellisima!!!!

Bicos

nosinmicopita dijo...

Martiña te dejo un link a un nuevo servicio de limpia-pantallas para ordenadores que seguro que te va a gustar mucho....


http://linein.org/media/screencleaner.swf


un biko

Irreverens dijo...

Ya me he pasado por el flickr de Des, jajajajajaja!
Buenísimas, las fotos.
XDDD

Pero no le puedo comentar si no tengo cuenta de yahoo, ¿verdad?

Biquiños

Sitjar dijo...

Magnifico relato, hay tantas cosas que podríamos aprender de ellos... muchas de ellas sin ser de menester entender su idioma, quizás poder comunicarnos con ellos borraría esa magia que sentimos hacia ellos o todo lo contrario, ¿quién sabe? .

Me alegra leerte de nuevo, miles de besetes.

Marta G.Brea dijo...

Copita, jajaaajaaaa... ME ENCANTAAAAA...!!!! Está GENIAL. GRACIAS, de verdad, qué bien me conoces, estás en todo, jijí...

Irre, Des es lo más, qué bien lo pasamos! Creo que no puedes comentar si no tienes una cuenta en Flickr, fue lo que me obligó a mí a crearla. Anímate también a hacerlo, y flickreamos, jejé... Por cierto, a ver si hoy te envío las fotillos de una vez.

Sitjar, qué bien que ya hayas vuelto, bienvenido! Yo creo que la comunicación sólo puede traer beneficios. Me recuerda a la peli Como perros y gatos, donde estos hablan y sabemos lo que piensan, jejé... se llevan a matar.

BIQUIÑOS

Marta G.Brea dijo...

Win, perdona, te salté sin querer. Siempre estás en todo, jejé... Las bellísimas son mis peques, reconozco que algo pijas, sobre todo cuando les cortan el pelo, uuuff...

Mao dijo...

Hola Marta, que mono, el perro y el relato.Besotes, Mao

Marta G.Brea dijo...

Mao, qué gusto verte por aquí! Suponía que te gustarían, gran amante como eres también de los perros.

Besetes

un moloso dijo...

A mi casi no se me nota el acento... humano...

Excelente relato, gracias por compartirlo.