30.9.07

La desnudez del autorretrato

Todos los fotógrafos nos hemos hecho alguna vez una foto a nosotros mismos. ¿Pero quién ha tenido el valor de ir más allá, mediante la interiorización con o sin ayuda de la desnudez física?

No estoy de acuerdo con los que piensan que cuando conoces a alguien la primera impresión es la que cuenta, porque por propia experiencia me he equivocado infinitas veces. Pero con respecto a una imagen creo que la primera sensación es la más fiel a uno mismo, al margen de que después de contemplarla un rato descubras nuevas percepciones.


Pregunté a algunas personas qué le evocaba en breves palabras esta foto que presento, y en las respuestas hubo de todo...

-"El deseo satisfecho"
-"El poderío de la mujer"
-"La belleza personificada"
-"Una montaña dorada"
-"Plenitud"
-"La mirada perdida"
-"El placer femenino"
-"¿Pero vas a poner esa foto?"

A mí personalmente me parece un autorretrato con una fuerte carga erótica y emocional. Esta es la virtud de una fotografía tan sugerente, que transmite tantas sensaciones como observadores. ¿El que sea un desnudo femenino le da un matiz diferente? Ya lo discutiremos cuando se trate el masculino.

La autorretratada es Toto Frima, una fotógrafa holandesa que trabaja siempre con la amplia gama tonal que le ofrece las polaroids, siendo su motivo principal ella misma. A partir de la experimentación con su desnudez da a conocer un mundo más íntimo en el que todas las partes de su cuerpo dicen algo de ella.

Pero, ¿nos lo revela todo? Ahí queda la duda. Como decía Diane Arbus "la fotografía es un secreto que habla de un secreto. Cuanto más te dice, menos te enteras".

8 comentarios:

Ridiculus Mus dijo...

Magnífica definición. Fija extrañamente bien el asunto. Un secreto que habla de un secreto. Humm. Me recuerda a esa frase de la peli JKF dicha por Joe Pesci: "Es un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma".

Marta dijo...

Magnífica frase de Pesci! Recuerdo tu gran artículo sobre JFK. Tommy Lee Jones también decía que "lo único nuevo en el mundo es la historia que desconoces"

Bsos

Ridiculus Mus dijo...

Insisto en que es una idea muy interesante esa de que un secreto hable de un secreto. Por ejemplo, estoy empezando a pensar que este blog tuyo esconde un secreto. Lo que pasa es que como estás empezando a escribirlo, el secreto está tan la vista que no me entero. Tengo que seguir leyéndote.

Marta dijo...

De verdad que si el blog esconde un secreto como dices, yo no soy consciente de ello.

Y desde luego, si se descubre, ya no tendrá sentido.

Pero me encanta que quieras seguir leyéndolo, y más aún que lo comentes.

sisachosudo dijo...

Discrepo, o erotismo está ligado á sutilidade de suxerir sin ensinar. Neste caso non suxire, amosa directamente un corpo espido.

Marta dijo...

Sisachosudo: No creo que sea incompatible que un cuerpo desnudo sea sugerente interiormente. Ahí está la paradoja de este autorretrato. Cuanto más visible, menos se ve o más matices aporta. O puestos a ir más allá, lo esencial es invisible a lo ojos.

Para mí el erotismo también está ligado al coqueteo, anhelo, juego, abrazo, sensualidad, química, atracción, despertar, descubrimiento,...

Creo también que actualmente se ha convertido en algo trivializado. Recordemos que viene de EROS, así lo erótico estaría unido al amor. Y esto no tiene nada que ver con lo que comúnmente hoy se entiende por erótico.

sisachosudo dijo...

Si como dis "lo esencial es invisible a los ojos", quitando a roupa, a esencia vai seguir sendo pouco ou nada apreciable.
"Cuanto más visible, menos se ve o más matices aporta", eiquí a paradoxa está no mesmo enunciado da frase.
Neste autoretrato amósanos a sua falta de pudor e do orgullosa que está do seu corpo, que ten o seu mérito, pero que o faga sin malabarismos non quere decir que esconda unha exquisita riqueza interior.

Marta dijo...

Entiendo lo que dices, pero yo nunca pensé en el orgullo.

Creo que una fotografía sensual que pretende sugerir nuevos caminos de expresividad, provoca una reacción a todo el que la mira, personal y única. Ahí radica su riqueza y belleza.

Pero me encanta tu punto de vista, tan válido como el que más.